Entrevista a Juan Valenzuela


ESCULTOR


Contanos acerca de ésta ultima serie, ¿en qué materiales trabajaste? ¿qué temática abordaste?¿cómo fue el proceso de realización y qué devoluciones tuviste del público?

Vacíos Habitados, mi última muestra, fue un paso necesario, algo que exigía materializarse. Tenía la necesidad de realizar una serie que tuviera una unión en el discurso, así me dispuse a trabajar, trabajar, trabajar, romper, tirar, para ir descubriendo las posibilidades y los límites que el material ofrecía, luego, rehacer, jugar, explorar hasta despojarse de la comodidad de la creación conocida e ir en la búsqueda de la imagen nueva.
Las chapas de hierro batidas crearon volúmenes y diversas estructuras que se utilizaron en las obras. Los métodos de soldadura fueron MIG, ELÉCTRICA Y AUTÓGENA.

La temática o punto de inicio para empezar a contar algo fue el pivotear sobre el concepto de Dualidad, encontrar una imagen en la figura humana, que me permitiera expresar esa tensión, de a poco fueron surgiendo bocetos donde empezaron a aparecer los otros y el uno mismo, los reflejos, las miradas, las carcasas, así una obra y otra y otra se fueron comentando cosas, se fueron uniendo y apartando a la vez. El proceso fue sucediendo en un recorrido con varios caminos paralelos que cada tanto se tocaban, un obsesivo estudio anatómico de la figura humana, horas de taller experimentando distintas formas de abordar la construcción técnica y a su vez lecturas recurrentes que me iban poniendo en palabras sensaciones que quería expresar y que luego se traducirían en los volúmenes de las obras. Un aporte para destacar fue la mirada de una curadora, en distintos momentos del proceso, con visitas al taller en medio del trabajo; donde se generaron momentos de charla, el compartir en palabras por donde estaba y hacia donde iba con la obra, el tener devoluciones en pleno proceso.

Las devoluciones del público fueron muchas y bienvenidas. Personas que destacaron las expresiones en los rostros, el sentirse interpelado por la obra, otros se detuvieron en las distintas tensiones que generaban la acción a la que estaban sujetos los personajes, o en la prolijidad de la manufactura, o en el montaje y la variedad de texturas, o en los canapés y el malbec también.

¿Cómo es el proceso de experimentación que te lleva a descubrir diversos materiales para expresarte?
Desde siempre he gustado de jugar con distintos materiales, eso se lo debo a varias estadías en vacaciones de invierno y verano en el Campo que cuidaba mi abuelo (con una radio am como lo único tecnológico cercano) en esas condiciones, cualquier objeto adquiría una importancia superior, una ramita, un cascarón de huevo, un hueso, un plástico, un pedazo de cuero, un carbón. Desde esas vivencias y con una formación Técnica de por medio que me despertó aún más la curiosidad por modificar, reutilizar, experimentar y crear a partir de diferentes materiales, prueba, error, acierto, sentir que expresa la materia misma y luego descubrir que le puedo aportar desde mi sensibilidad.


Fuiste seleccionado junto a otros artistas para una muestra muy particular en la universidad Nacional del Sur, por el día internacional de la mujer. Contanos cómo fue la experiencia y qué obra presentaste.
Sí, fue una convocatoria para que el “hombre” hablara de la “mujer”, con la consigna de que la obra, intervención, partiera del concepto de la reutilización y el reciclado. Fuimos seis artistas que trabajamos individualmente para intervenir colectivamente todo el frente de la Universidad. Por mi parte trabajé con la imagen de la Rosa de los Vientos, realizada con plásticos, la misma tenía una trama tejida de bolsas, en forma de red, a su vez se sostenían pequeños molinetes que giraban produciendo destellos de luz. La metáfora que quise abordar fue la Mujer- rosa de los vientos, como guía, como protección, con la particularidad que una pequeña brisa produce movimientos y tensiones de cambio.



¿Cómo ves la movida cultural en tu región?
En los últimos años han proliferado actividades en todas las expresiones Artísticas, tanto de forma independiente, como desde el Estado (centros culturales, salones de artes plásticas, teatros que funcionan como sala, taller y ámbito de exposiciones). A su vez hará unos cinco años se originó (después de mucha lucha de distintos sectores) el fondo municipal de las artes, que cuenta con un presupuesto anual muy importante para becar, auspiciar y fomentar todo tipo de emprendimientos artísticos y de interés social. Asimismo este año tuve la oportunidad de realizar exposiciones colectivas en el Mercado Municipal de las Artes de Coronel Suarez y en la Biblioteca de la Fundación José Campano, en Tres Arroyos, en la región también hay movimiento, igual creo que hace falta aún más unión de personas que estén trabajando en el arte para generar proyectos más grandes, autosustentables y de llegada Nacional.

Alimento la idea que desde y con el arte realmente se pueden mejorar todas las variables de la vida y que desde la educación comprometida con el prójimo y con la actividad misma, se pueden conocer y compartir mundos desde un lugar más humano. Por eso mi pequeño aporte al taller pintando Sonrisas, al Jardín 903 con visitas y clases exploratorias en el taller, también tuve la oportunidad de trabajar tres años en el Centro de Día Laura Vicuña como tallerista de Plástica y participar de actividades socialmente importantes, como las Jornadas Nacionales y simultáneas de Desmanicomialización con la realización de un mural colectivo.

¿Estás pensando en un nuevo proyecto?Realmente en este momento sigo disfrutando de las repercusiones de la última muestra, hay dos o tres ideas rondando, pero no llegan a ser proyecto todavía, una es hacer circular la obra de la última exposición, en la Región y de ser posible poder contar con los recursos para poder trasladarla a la Capital, además de seguir con la idea de armar un colectivo de artistas que se convierta en un espacio de debate y charla, de compartir experiencias y de autogestión para seguir creciendo.


Datos de contacto:
rosjunarte@hotmail.com


Entrevista realizada por la Prof. Andrea Salman






1 comentario:

  1. hermosa obra! partir de la frialdad del metal y llegar a tanta calidez,te felicito

    ResponderEliminar